Lenguaje y autismo

La mayor preocupación de muchos padres o familiares de niños con autismo está en la adquisión del lenguaje. Va a adquirir el lenguaje en algún momento, o va a poder decir palabras sueltas, cuando va a ocurrir esa adquisición. Bien, estas son preguntas que no puede resolverse en el momento, hay un gran porcentaje de niños con autismo no verbales, otro con autismo verbal, niños con autismo que adquieren el lenguaje más tarde de los dos años y otros que va a tener un repertorio limitado de palabras.

Sea cual sea la evolución del niño, a día de hoy se sabe que la ecolalia (repetición de palabras escuchas, ya sea en el momento o con retardo) forma parte de un estilo comunicativo y es un camino hacia un uso más correcto del lenguaje. Antiguamente no se pensaba lo mismo y creían que era conveniente eliminar esas ecolalias de los niños con autismo. Actualmente se sabe que utilizan dichas ecolalias para tratar de comunicarse con los demás.

Desde hace algún tiempo, todas las terapias iban centradas la estimulación del habla y en la actualidad se entiende que cualquier comunicación o forma de comunicación cuenta.

Una de las áreas que más se ha investigado e innovado en los trastornos del espectro autista, es la enseñanza de la comunicación y del lenguaje. Gracias a esto, a día de hoy existen sistemas diseñados específicamente para la enseñanza de dicha área, los dos más utilizados son:

  • Metodología TEACHH, desarrolla las habilidades comunicativas no solamente en niños con autismo sino también en niños con problemas de comunicación.

Esta metodología es una de las más conocidas para el tratamiento e intervención del autismo.

Consiste en una enseñanza estructurada con apoyos visuales para una mayor compresión, ya que, como se describió Temple Grandin hace algún tiempo, son aprendices visuales.

La enseñanza estructurada se organiza el tiempo y el espacio para el desarrollo de los planes individuales de cada niño, siempre de forma visual para favorecer la comprensión y anticipación. Esto probablemente facilitaría la reducción de muchos de los problemas de conducta que los niños tienen provocados por la falta de compresión.

  • Programa de comunicación total de Benson Shaeffer, el cual combina palabras y signos para enseñar al niño a lograr objetos deseados.

Por todo ello, podemos afirmar que en la actualidad está extendido el uso de sistemas alternativos de comunicación para aquellas personas con autismo no verbal, para estimular la aparición del lenguaje, la intención comunicativa etc. dando especial favoritismo a la presentación de información en forma visual.

Además, estos programas no fomentan que el niño se habitué a ellos y sea más difícil posteriormente conseguir que desarrollen el lenguaje, al contrario, estos programas son útiles para favorecer la comunicación y el lenguaje.

Hasta aquí el post de hoy, espero que te guste y lo compartes en redes sociales y podrás ayudar a mucha gente que no sabe como tratar el autismo y si quieres preguntarme algo entra en mi blog

https://www.elmundodelautismo.es/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.