La suplementación con aminoácidos podría restaurar la memoria en pacientes con Alzheimer

Un nuevo estudio en ratones ha descubierto que el suministro de un aminoácido específico como suplemento nutricional podría restaurar la memoria de pacientes con Alzheimer.

 

Los autores han sido unos científicos de la Universidad de París-Saclay y la Universidad de Burdeos (Francia). Estos han destacado que el aminoácido como suplemento nutricional podría ser un compuesto prometedor para reducir la pérdida de memoria relacionada con el Alzheimer. Asimismo, no solo se han centrado en esta enfermedad cerebral, también lo asocian con una mejoría para pacientes de Parkinson y Huntington.

 

El informe del estudio, publicado en Cell Metabolism, señala que el cerebro utiliza una gran parte de la energía disponible para nuestro cuerpo. Para funcionar correctamente, las neuronas y las células circundantes, particularmente los astrocitos, deben cooperar.

 

Enfermedad del Alzheimer

 

En este sentido, se observa una disminución en el consumo regional de glucosa cerebral en el Alzheimer temprano. Por lo que se centran en pacientes que sufren la enfermedad décadas antes de que ocurran la muerte neuronal y los síntomas clínicos. En cambio, hasta ahora no se sabía si este déficit contribuía directamente a los síntomas cognitivos de la enfermedad de Alzheimer.

 

Los investigadores tuvieron como modelo un tipo de ratón con Alzheimer. Pudieron identificar un vínculo mecanicista que conecta la glucólisis defectuosa en los astrocitos con la producción de l-serina deteriorada y la función neuronal reducida. Posteriormente, los autores encontraron que la suplementación con l-serina puede rescatar los déficits cognitivos.

 

La vía metabólica

 

Concretamente, los investigadores encontraron que los ratones con Alzheimer sufrían una disminución en el uso de glucosa por los astrocitos, lo que reduce la producción de L-serina. Este aminoácido es producido principalmente por estas células cerebrales y su ruta de biosíntesis se altera en los pacientes.

 

La L-serina es el precursor de la D-serina, conocida por estimular los receptores NMDA (N-metil-D-aspartato). Estos son esenciales para la función cerebral y para el desarrollo de la memoria. Entonces, al producir menos L-serina, los astrocitos causan una actividad reducida en estos receptores, lo que altera la plasticidad neuronal y las capacidades de memorización asociadas.

 

El papel de la L-serina

 

Por lo tanto, los científicos que participaron en el estudio descubrieron que la L-serina es importante para los trastornos de la memoria. En este sentido, se requiere la eficacia experimental de la suplementación nutricional, por lo que aparecen nuevas estrategias que pueden complementar el tratamiento médico.

 

En resumidas cuentas, la L-Serina puede ayudar a combatir los primeros síntomas de la enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades que muestran déficits metabólicos, como el Parkinson y el Huntington. Además, los investigadores sugieren que, dado que la L-serina está disponible como un suplemento nutricional, este compuesto debe probarse rigurosamente en humanos, a través de ensayos clínicos controlados.

 

Referencias

 

Le Douce J, Maugard M, Veran J, et al. Impairment of Glycolysis-Derived l-Serine Production in Astrocytes Contributes to Cognitive Deficits in Alzheimer’s Disease. Cell Metab. 2020;31(3):503-517.e8.